viernes, octubre 20, 2006

Enciclopedia Galáctica (CXXXVI): Isaac Asimov.

(...) de los historiadores citados, sin duda el más importante para nosotros fue Asimov, quién vivió aproximadamente durante los últimos años de la República Norteamericana y los primeros del Imperio. Es hipótesis comúnmente aceptada que no llegó a presenciar los acontecimientos que motivarían la Segunda Guerra Civil. (...)Prácticamente todo nuestro conocimiento sobre la Historia de la Especie Humana se lo debemos a su producción, pese al estado fragmentario con que nos ha llegado la misma. A pesar de que -por los pocos datos de que disponemos- se sabe que no gozó en vida del reconocimiento como historiador, la sencillez y amenidad con la que escribió le hizo enormemente popular y sus obras fueron reeditadas en numerosas ocasiones. Por ello, mientras que no conservamos absolutamente nada de la producción de historiadores que gozaron en vida de reconocimiento como Toynbee -al cual sólo conocemos a través de citas del historiador Yorchbush Campillo, quien vivió a finales del Tercer Imperio Norteamericano-, sí nos han llegado escritos de Asimov. (...) No es la primera vez que se hace referencia a lo paradójico que resulta el hecho de que sepamos tan poco de la vida de un hombre que nos ha permitido reconstruir la Historia de la Especie Humana. No disponemos de más datos que los que el propio Asimov incluyó a manera autobiográfica en una de sus pocas obras conservadas, "Los Estados Unidos desde la Guerra Civil hasta la Primera Guerra Mundial". En ella nos relata que nació en la Antigua República Soviética (denominación que, por causa que nos es desconocida, recibió el Imperio Ruso por breve espacio de tiempo) y que a corta edad su familia se trasladó a la República Norteamericana. Citamos a continuación el fragmento de dicha obra:

(...)Éste no es un sueño imposible. La segunda generación de inmigrantes de toda clase ha ocupado su lugar en la vida norteamericana en un pie de igualdad. Mis padres me llevaron a los Estados Unidos desde la Unión Soviética cuando yo tenía tres años. Mi padre carecía de educación y no pudo ser más que un pequeño comerciante minorista durante toda su vida. Pero el sistema educativo norteamericano estaba abierto para mí, y como resultado de ello llegué a ser profesor científico y profesor universitario. (...).

Gracias a otra referencia autobiográfica en el citado volumen, también sabemos que mantuvo una relación monogámica, a la manera habitual que practicaba la Especie Humana en su época:

(...)Hasta hoy, toda mujer casada que usa su nombre de soltera (como mi esposa, por ejemplo) es llamada una "Lucy Stoner"(...)

Es conocida la anécdota del descubrimiento fortuito de la citada obra en el yacimiento de la Antigua Nueva York; eran los tiempos en que aún se debatía en los círculos académicos la causa que pudo haber motivado la extinción de la Especie Humana cuando, en un momento dado (...).