lunes, julio 10, 2006

"I am Providence"


Como sabe cualquier seguidor de lo que actualmente se denomina Cultura Friqui, el novelista norteamericano H. P. Lovecraft (1890-1937), iniciador y principal creador de los Mitos de Cthulhu, ha sido una fuente constante de ideas para el cine de terror, sobre todo el de serie B. Sus relatos y los de su círculo de amigos -posteriormente llamado El Círculo de Lovecraft- se han constituido como una de las grandes mitologías del siglo XX. Recuerdo que el primer acercamiento que tuve a la figura de Lovecraft fue a los siete u ocho años. Cuando era pequeño mis hermanos mayores compraban revistas como Cairo o El Víbora, y yo las leía siempre que me era posible, a escondidas, porque era una revista para chicos mayores, en las que aparecían personajes que se metían droga y cosas así (con el tiempo supe que eso era cómic underground). Como digo, en uno de los números de El Víbora leí una historieta de Max, que trataba sobre un supuesto encuentro en 1937 entre Lovecraft y Walt Disney. Ambos se conocen en Providence, Rhode Island, a través de un amigo común -el que nos narra la historia-; charlan durante toda una noche sobre las inquietudes existenciales de cada uno y, en un momento dado, hacen una apuesta: si la gana Disney, Lovecraft deberá escribir un cuento de amor y esperanza en lugar de sus manidos monstruos informes de épocas remotas que amenazan a la Humanidad; si la gana Lovecraft, Disney deberá hacer un largometraje de animación a partir del guión que el primero le proporcionará. Finalmente, Lovecraft gana la apuesta y... ¿Qué fue lo que ocurrió? No lo supe en ese momento, porque la historia continuaba en otro número de la revista y mis hermanos no lo habían comprado. En una cosa y otra, tuve que esperar más de 20 años para conocer el desenlace.

El encuentro entre Walt Disney y H.P. Lovecraft, por Max

Gracias a Max descubrí en la infancia a Lovecraft. Luego, con la llegada de la pubertad, le redescubrí a través de sus relatos y novelas. Y el mes pasado, por este magnífico blog, me enteré de que algunos de sus seguidores incondicionales hicieron en 2005 una película de La Llamada de Cthulhu, la que quizá es su novela más famosa; ha sido realizada imitando formalmente una película de los años veinte: en blanco y negro, muda, etc. Aunque poco más tengo que añadir en este sentido, ya que está perfectamente explicado en el citado blog. Si gustáis, en este enlace podéis ver el trailer. Yo ya he tenido oportunidad de ver la película, emule mediante, y creo que es una pequeña obra maestra.

"En su morada de R'lyeh Cthulhu muerto aguarda soñando"

Me resulta interesante ver cómo, gracias al avance tecnológico, los fans consiguen crear obras que, en muchos aspectos, superan con creces a las titánicas superproducciones de la Industria. A modo de ejemplo: gracias al enlace que me mandó Pablo Antxone, pude descubrir Batman Dead End, otra pequeña obra maestra (esta vez en formato de de cortometraje) de Sandy Corolla. Para los que no dispongáis de emule o similar, aquí os dejo el enlace para que podáis disfrutarlo. A mi me ha gustado mucho. Viendo cosas como ésta, veo que todavía hay esperanza.

No tengo mucho más que decir. La verdad es que últimamente no me encuentro muy hablador. Pronto llegará la noche y volverán los demonios, para intentar llevarse mi alma y quitarme mis recuerdos. Resulta inútil intentar huir de ellos: aunque escapes al fin del mundo siempre te acaban encontrando. Debería hacer como el Sr. Lovecraft, quien no temía a los demonios ni mucho menos a caminar por las calles oscuras. De todos modos, tengo una canción nueva que cantar para cuando vuelva a tener miedo. Una canción que recuerda tiempos mejores en la pradera. Entonadla cuando veáis, por el rabillo del ojo, que los demonios también vienen a por vosotros.

Con Dios.


Powered by Castpost

20 Comments:

At 12:05 a. m., Blogger Marauder said...

Lord Pomada, con este post me ha conquistado usted para siempre.
Nada menos que una referencia a la insigne "The Call of Cthulhu".
Me parece que en su post falta el enlace a la bendita pandilla de geniales lunáticos que han hecho posible esa maravilla. Se trata de la "H.P. Lovecraft Historical Society". En su web encontraréis cantidad de materiales referentes a ese mundo. Tienen también un medimetraje acerca de las aventuras de Randolph Carter, el cual todavía no he tenido ocasión de ver.

Si le inquietan sus demonios haga como mis jugadores: escopeta del .12 recortada, símbolo arcano (la estrella de cinco puntas) y dinamita en el bolsillo. Sobre todo procure que no le cojan vivo. Y si sabe lo que le conviene, no abra ese grimorio; ciertos secretos deben permanecer secretos.

 
At 1:13 a. m., Blogger Minina de Cheshire said...

Vamos, vamos, lo abrirá, ¡como todos! y además se lo leerán enterito; por dos razones fundamentales:

1.- Los Grimorios quieren ser leidos y te atraen.

2.- Los jugadores son unos pendencieros buscabullas que no dudan en meterse en galerías subterraneas llenas de gules "cargaítos de dinamita"... ¿y no van a abrir un librillo?

Además, si la gente no los abriera los relatos de Lovecraft serían realmente cortos. "El viajante llegó a la casa, resistió la tentación de preguntarle a la señora de la casa por qué tenía agallas (litera), no leyó el libro, no tocó las piedras, vendió una aspiradora y se fue" ¡¡Vaya coñazo!!

 
At 1:15 a. m., Blogger Minina de Cheshire said...

litera nooo, literalllllll

 
At 9:56 a. m., Blogger El Gran Chimp said...

En más de una ocasión he tratado de leer a Hewelt Packard Lovecraft y lo cierto es que nunca he podido con su estilo. Me agota, me resulta somnífero.
Aunque sé que no tiene prácticamente nada que ver, me quedo con el Conde de Lautreamont, que este si que me da mal rollito al leerlo.
Por otra parte, he de reconocer que lo que son capaces de hacer unos fanses desquiciados es realmente admirable. Grandes linkos, Lord Pomada.
Por cierto, si sus demonios le persiguen constantemente le recomiendo que se vaya de jopas con ellos.

 
At 10:08 a. m., Blogger Minina de Cheshire said...

Hombre, nunca se me habría ocurrido invitar a un Jack Daniels a un Byakee (o en su defecto al brujo que lo ha convocado y atado). Podría ser interesante.

Cierto que el estilo de maese Lovecraft es un poco "durillo". Yo empecé por "Dagón y otros cuentos de terror" (ahí está Hervert West, el reanimador" y casi todo lo mejor del autor) y por "El horror de Dunwich", que Alianza Editorial publicó en aquella colección de todo a 100.

Si ni siquiera eso sirve, no hay por qué renunciar a su mundo. Búsquese un buen Master (o guardian, o como quiera Vd. llamarle) que le monte una partidita de mucho miedo... y recuerde. ¡Las armas matan! La mayoría de los jugadores lo olvidan con facilidad y acaban miserablemente muertos.

 
At 10:39 a. m., Blogger ZzazZ said...

Pues yo descubro al tal Lovecraft ahora. Tendré que leer algo, pero si escribe sobre mutilaciones, malformaciones y monstruos no sé como puede ser aburrido.

El corto de Batman lo vi cuando pusieron el enlace en los comentarios y me pareció espectacular. El exceso de dinero en el cine ha hecho perder la habilidad de buscarse la vida con pocos recursos.
¿Qué les parecen los efectos de Scary Movie 4? Seguro que tiene menos de la mitad de la mitad del presupuesto de la Guerra de los Mundos y, no me jodas, dan el pego.

 
At 7:21 p. m., Blogger Lt. Col. Kilgore said...

Buen post Lord Pomada, es raro que no se hayan realizado superproducciones sobre material de H.P., aunque Alone in the Dark me recuerda mucho el ambiente (salvando las distancias).

 
At 10:01 p. m., Blogger dude said...

Me suena Lovecraft, no se si porque alguien me ha hablado de él alguna vez, he leido algo, o quizas porque se parece a Warcraft y starcraft. Lo bueno es que ahora no me quedaré con cara de pato Donald cuando el pedante de turno saque el tema intentando lucirse.

El video de Batman, para ser un video independiente es increiblemente bueno, aunque me ha defraudado un poco que al final no apareciesen los 7 enanitos para aliarse con Batman.

 
At 6:23 p. m., Blogger Darth Pomada said...

Marauder y Minina: Me alegro de que les haya gustado. Gracias por el enlace. Y no se preocupen: tengo un Sello de R´lyeh que me protegerá de todo mal.

Gran Chimp: Joder, lo de Hewelt Packard me ha encantado. Qué bien traído.

ZzazZ: Lovecraft y Cia están bien, entran en la dinámica de la Cultura obligatoria de todo Heavy noventero/estudiante universitario que se precie. En cuanto a lo que comenta de los excesos de la Industria, tiene toda la razón. Se les ha ido de las manos.

Mi Coronel: Señor, En breve las harán, no que le quepa duda, Señor.

Dude: Ya, a mi también me decepcionó, es raro que no hayan salido, esos o los gusanos de "Temblores". Ojalá Corolla haga más cortos.

 
At 10:58 p. m., Blogger AITOR GAIZKA said...

En 1990, el gran Juan Piquer Simón dirigió: La Mansión de los Cthulhu (a.k.a. Cthulhu Mansion y Black Magic Mansion).

En la línea de sus pelis de acción y terror cutre e imaginativo.

Ya es hora de recuperar y respetar la filmografía de este hombre, obviamente adelantado a su tiempo y al que siempre le habrá pesado nacer en Valencia y no en Florida. Es una pena que gente como él, Paul Naschy-Jacinto Molina y Jess Franco sean venerados en Japón y USA y aquí pasen casi desapercibidos.

 
At 11:44 p. m., Blogger Darth Pomada said...

Aitor: ¡Eso digo yo!, ¡Totalmente de acuerdo!, ¡HOSTIAS YA ESTÁ BIEN!

 
At 12:22 a. m., Blogger Marauder said...

La sombra de Lovecraft es alargada y esos bichos de "Temblores" siempre se me han parecido sospechosamente a los Chthonians.
El Maestro tiene mucha más inluencia en el cine de terror de la que muchos creen. Lo que ocurre es que esa influencia es indirecta, sutil, como una conspiración.

 
At 9:07 a. m., Blogger El Gran Chimp said...

Aitor, Pomada: voy a echarme flores. Miren este linko:

http://menu75.blogspot.com/2005/11/juan-piquer-simn-un-olvidado.html

 
At 6:09 p. m., Blogger Peppermint said...

Sin duda una entrada muy buena. Sobre todo para alguien como yo, que no sabe nada acerca de la obra de Lovecraft. Pero por suerte, tengo a alguien que lo conoce muy bien, y luego de leer tu artículo se puso a contarme todo lo que sabe del tema. Cuando termine conmigo, sabré más de ese hombre que su propia madre.

Y ese hombre pulpo da miedo.

 
At 11:25 a. m., Anonymous la toñi said...

PÁHARO! Qué dibujico más gonito. que te has sacao de interné!
Aver si quedemos pa la berbena que no viene el tal loguecraft pero vien Manolo que es lo mismo UEAH!

 
At 11:21 a. m., Anonymous Mulder said...

Ciertamente leer a Lovecraft puede ser soporífero además de comportar la necesidad de tener un diccionario cerca. Pero si se le combate bien, uno puede disfrutar de unas historietas muy buenas y aprender bonitas combinaciones de palabras como horror bituminoso, obsceno y reptante o geometría de ángulos imposibles, que como insultos para el finde después de unas jopas, vienen muy bien.

Y no hablemos ya del juego de rol, que posee la extraña virtud de que un profesor universitario prefiera un .45 antes que un manual de historia obscena y reptante (cualquier libro de historia de España medieval cumple esta condición -ojo, obliga a tiradas de cordura-). Eso cuando el susodicho profe no trata de arrancar páginas del De vermis misterii debido a que no existían fotocopiadoras, o su guardaespaldas mafioso (¿?) acaba con el bicho del final de la aventura con una Thompson segundos después de que se merendara al esforzado periodista que trataba valientemente de sacarle unas fotos. Una joyita, vamos.

 
At 8:15 a. m., Blogger el necroscopio said...

EL juego de Ctulhu es y será uno de los pocos que más me ha divertido, más que nada porque efectivamente te puedes volver pirado de miedo y eres muy, pero que muy mortal. Los libros de lovecraft, siendo escritos por un pedante como era aquel señor, pues son medio fumables (porros aparte)pero su tipo de terror es más atractivo que algunos estilos modernos.
El que se atreva a leerselo no se decepcionará, pero eso sí, lo del diccionario es muy cierto.

 
At 10:35 p. m., Blogger Waznei said...

La película es la leche. Sencillamente, no creo que se pudiera hacer mejor ni con todo el dinero del mundo. Captura el espíritu y es absolutamente fiel, no se le puede dar menos de un 10 en cualquier baremo. Es una pena que joyas como esta pasen por completo desapercibidas, incluso para los mismísimos aficionados a la obra de Lovecraft. Que, ya que lo comentamos, es cierto que puede resultar ser un escritor cargante en ocasiones. Sin embargo, ciertas obras escogidas tienen un gran nivel.

 
At 10:10 p. m., Anonymous Anónimo said...

Vaya blog más feo y aburrido. A varear olivos te mandaba yo. Cutre!!

 
At 8:01 p. m., Blogger kuroi yume said...

Gracias por el link y por los (por supuesto) inmerecidos halagos.

Nos volveremos a leer, no lo dude.

Saludos,
Yume.

NOTA: en los comentarios a esa reseña, me recomendaban una versión cinematográfica de "El Horror de Dunwich". Para bien o para mal, la videé y realice unas anotaciones. Le invito a leerla:
http://yumekuroi.blogspot.com/2006/05/el-horror-de-dunwich.html

Así como le invito a leer la traducción del relato corto "Yo, Cthulhu" de Neil Gaiman:
http://yumekuroi.blogspot.com/2006/05/yo-cthulhu.html

 

Publicar un comentario

<< Home