martes, septiembre 20, 2005

El pacto de los bobos


Hoy quiero hablar de la película más subnormal que he visto en los últimos años. Seguro que os suena. Se llama "El pacto de los lobos". El otro día la pusieron por la tele. No la vi, ya tuve suficiente cuando la alquilé en el videoclub en su día. Recuerdo que cuando empecé a verla, pensé: "Bueno, a ver que tal", y según iba avanzando, la cosa se fue poniendo peor y peor; yo pasé de pensar para mis adentros: "¿pero esto de qué cojones va?" a "me CAGO EN LA PUTA MADRE DEL DIRECTOR!!!". Yo me decía: "venga, ya quedará menos; ya que has pagado, termínala. Igual se arregla". No se arregló. Y encima la peli dura como dos horas y media o así. Si a ti te gustó esa morralla, vete ahora mismo de mi página y que sepas que te odio.
El Gran Espíritu te castigará

Tendré que explicarme un poco. Esta cagada trata de que en el siglo XVIII, en la Francia de Luis XVI, un lobo monstruoso de dientes de acero está matando a la gente de una comarca. El Rey manda a gente para que maten al lobo, pero nadie lo consigue. Entonces manda al hijo bastardo de Jean-Paul Belmondo y a su criado iroquese (Mark Dacascos, a partir de ahora Mark DasAsco) para que le atrapen. El protagonista (el bastardo) piensa que el lobo-monstruo es una superchería y que todo se podrá explicar mediante la Razón. Vamos, que al subnormal del director le gusto Sleepy Hollow y debió pensar que nadie más la había visto. Ya sé que es una película pensada para un público muy joven de chavales seguidores de la estética gótica más rabiosa pero que en su puta vida han oído el nombre de Robert Smith, que juegan al rol sólo si hay vampiros y que consideran que después de la trilogía de Matrix ya no hace falta hacer más cine, pero la verdad es que, como decía la abuela, el que mucho abarca poco aprieta. A mi juicio, las escenas de este bodrio, o son demasiado largas, sin que venga a cuento, o son ridículamente cortas y no comprendes nada. El 100% de los diálogos son largos, pesados, reincidiendo continuamente en lo mismo, y no aportan ABSOLUTAMENTE NADA a la trama.
Arg, que puto asco


Descubrimos en esta peli que los Iroqueses eran unos guerreros invencibles que tenían unas técnicas de luchas similares al kung-fú (ellos, que nos dejaron bien claro que no sabemos luchar con los puños, como el hombre blanco), y no sólo ellos sino también los cazadores de fieras de la Francia prerrevolucionaria (que visten, por cierto, como si acabasen de llegar de un país eslavo y su peluquería estuviese en Mongolia).
¿Por qué?
Y no he visto una película que empleé tanto el slow motion y la imagen congelada en escenas en las que no viene a cuento. Ah, bueno, sale Mónica Bellucci -lo único reaprovechable de esta bazofia- en un papelucho de mujer fatal de gomaespuma que da tirria. No aporta nada a la trama, pero como el resto de los intérpretes.
Pocas hostias os dan

Al final descubren que el lobo monstruoso ha sido creado por una especie de secta que lo que desea es destruir al monarca, socavando su autoridad por no poder acabar con la bestia. Toma ya. Es que era tan ridículo que saqué la cinta del video, abrí el lateral de la misma y escupí dentro. Joder, que mierda más grande. Quizá lo que voy a decir sorprenda, pero esta peli es mucho peor que todas las de Ozores, Pajares y Esteso juntas. Por lo menos con ellas, si te mentalizas, pasas un buen rato. Pero con esta basura infumable de mierda lo único que ocurre es que sales ofendido. Yo salí como si me hubieran follado y no me hubieran besado. Te la presentan como una obra maestra, ellos mismos creen que han hecho una peli cojonuda (Ed Wood, por lo menos, no pensaba que estuviera haciendo una obra maestra; pensaba que sus películas no estaban quedando tan mal, pero NO QUE ERAN JOYAS).
No es que me den vergüenza ajena, es que alucino en colores. Pero es que lo mismo me paso con "Los ríos de color púrpura", otra mierda insoportable que tuve que quitar antes de que acabara. Puta Seven, cuanto mal has hecho. ¡¿Pero es que nadie, en toda Francia, se podía acercar al director de esas mierdas durante los rodajes y decirle: "¿pero tú estas gilipollas o qué te pasa?". ¿Pero qué coño le está pasando al cine francés? Desde la mierda calorra-tunning de Taxi de la Francia más profunda y sureña, a la escoria-con-pretensiones de La cena de los idiotas, que a mi me llegó gente diciéndome que era muy buena ¿buena?, ¡vete a mamarla, payaso!!, ¡La misma película rodada en Madrid con actores españoles (o de cualquier país que no sea Francia) y te suicidas antes de ir a verla!, ¡¡Snob de los cojones!! O la patochada de Vidocq, cuando demostraron que Francia también sabía hacer polladas digitales. Eso si que es cine malo de verdad y no los Albóndigas atacan de nuevo. Lo digo en serio, parece que los gabachos no tienen punto medio, o Godard o Louis de Funes. ¿Por qué nunca nadie critica nunca una película si la han hecho en Francia?

Es el viejo cuento de siempre. Sólo es bueno si de París viene.

viernes, septiembre 16, 2005

The Warriors


Cuatro siglos antes de que naciera el niño Jesús, en Persia, que estaba más o menos donde ahora está Irak, Irán, Afganistán y unos cuantos países más, gobernaba un rey que se llamaba Darío II. Un día el rey se murió (siempre pasa) y se convirtió en rey su hijo Artajerjes. Pero el otro hijo de Darío, Ciro, dijo que una polla gorda, que el rey iba a ser él, y montó una guerra civil para conseguirlo. Parece ser que en esa época los griegos combatían de la hostia, y todo el mundo quería tenerlos en sus ejércitos como mercenarios. Ciro contrató a 10.000 mercenarios griegos, para no quedarse corto, y se los llevó a Persia para pegarse con su hermano. En la primera batalla se veía claramente que el equipo de Ciro iba a ganar por goleada. En esto que Artajerjes, decide dejar a sus muchachos currando y salir por patas. Ciro, que estaba al otro lado del campo, ve lo que hace su hermano, y dice que ni de coña, que como Artajerjes consiga huir se va a tener que zurrar con él otra vez (y otra y las que sean) y, sin mucha previsión, se lanza a por su hermano con unos pocos hombres intentando atravesar el ejército enemigo. Así, si le mata, podía terminar con la guerra de un plumazo. Pero, obviamente, a Ciro le cuecen a flechazos.

En ese preciso momento acaba la guerra. Ya no hay dos bandos de persas sino uno sólo (todos son súbditos de Artajerjes) y los 10.000 griegos. Y el rey de Persia está muy enfadado y quiere matarles. Tenemos una situación curiosa: los persas son muchísimos más (¿100.000?, a saber) pero no se atreven con los griegos, porque reparten que da gusto. Los griegos, viendo que nadie les va a pagar, sólo quieren volver a casa. Los persas deciden tenderles una trampa: invitan a los generales griegos a cenar para charlar de la rendición, de cómo les ayudarán a volver a Grecia y de cómo se lo han pasado y volved cuando queráis. Pero cuando los generales griegos todavía estaban mirando el menú los persas los asesinan a traición. De este modo -pensaban los persas- los 10.000 griegos sin líder se disgregarían en pequeños grupos y sería fácil matarlos como a ratas. Los griegos se cagaron en sus falditas cuando los persas tiraron en su campamento las cabezas de sus generales. Venga a llorar, que de esta no salimos, nos podemos dar los 10.000 por muertos, nos van a arrancar los huevos y a metérnoslos por el culo, etc. Pero en ese momento, un chaval ateniense, Jenofonte, les dijo que no lloraran más, que lo que tenían que hacer era mantenerse unidos e intentar llegar al mar para, desde ahí, tirar costa hasta encontrar barcos mercantes griegos que les llevasen a casa.

Años después y ya en casita ese mismo Jenofonte escribió un libro que se llama la Anábasis o Vamos que nos vamos en la traducción al castellano. Toda esta historia que he comentado la conocemos por su libro. ¿Qué ocurrió con los 10.000 griegos?, pues que hicieron caso a lo que decía Jenofonte, porque parecía un muchacho con luces, y avanzaron hacia el norte, hasta llegar al Mar Negro y, desde allí, caminando por la costa hasta el Mediterráneo. Los persas no les atacaron directamente (al fin y al cabo, sólo querían que los griegos se marcharan sin prenderle fuego a nada) y a lo único que llegaron fue a matar a los desgraciados que se quedaron atrás.

¿Por qué cuento está parrafada? Para situaros. Porque el libro de Jenofonte tuvo una gran trascendencia por dos motivos: primero, porque demostró a los griegos que un ejercito invasor podía moverse relativamente a su antojo sin que el Gran Rey de Persia, hasta entonces el COCO, pudiera hacer nada por evitarlo. Fue ese conocimiento el que posteriormente permitió a Filipo de Macedonia preparar una invasión a gran escala que luego llevaría a cabo su hijo Alejandro. Y, segundo, que ya en el siglo XX un tipo llamado Sol Yuric escribió una novela basada en la Anábasis que ocurría en Nueva York entre bandas callejeras. Y a partir de esa novela se realizó en 1979 una película que mucho/as conoceréis: THE WARRIORS, la peli de la que quería hablar hoy. Es una joya, una obra de culto para paladares selectos. Son numerosos sus devotos y a mí una vez ya me saltaron un piño por reírme un poco de ella. Como nunca aprendo, pasemos a comentarla.
En el Nueva York de finales de los años 70, un jefe mafioso, mediogurú, llamado Cyrus (¡veis, lo que os decía!), reúne en una tregua a todas las bandas de la ciudad. De entre todas las bandas que asisten, están los Warriors, que son el grupo protagonista y los que dan título a la peli. En esa reunión Cyrus proclama que todas las bandas deben abandonar sus diferencias y unirse para hacerse con el control de la ciudad, porque son muchos más que la policía, en proporción de 5 a 1. En lo mejor del discurso, cuando empieza a llegar la policía (los "pies planos", como les llaman) para repartir leña, y hay algo de confusión, un tío de una banda (el Malo, jefe de la banda de los Malos) mata de un disparo a Cyrus, y acto seguido lanza un grito que entra con letras de oro enla Historia del Cine: ¡HAN SIDO LOS WARRIORS!!!
No hay más que hablar. Los Warriors tienen que recorrer un largo camino para volver a su barrio, y en ese camino tendrán que enfrentarse con todas las bandas de la ciudad, que quieren matarles porque creen que han matado a Cyrus. Un jefe de una banda poderosa de negros decide liderar la caza humana y hace que una locutora (de la que sólo vemos su boca) anuncie a todas las bandas que han sido los Warriors y que hay que matarles. Al jefe de esa banda lo dobla Constantino Romero y da mucho miedo. Los Warriors tratan de volver a casa en metro (que, por cierto, en Nueva York funciona toda la noche; no lo sabía) y los encuentros con otras bandas y la propia policía se lo impiden una y otra vez. Primero tienen que huir de los "Toros Locos", que les persiguen hasta que los Warriors les dan el esquinazo al tomar el metro. Después tienen que atravesar el territorio de una banda menor, "Los Huérfanos", con los que no había problemas (no habían asistido a la reunión de Cyrus y no tenían puesta la radio) hasta que mete caña la novia del líder de los Huérfanos, Mercy, acusando a su novio de que no es lo suficientemente hombre si permite que pasen por suterritorio. Al final los Warriors huyen y Mercy se pira con ellos porque está enamorada de Swan, el "jefe de guerra" de los Warriors y al que supongo como equivalente de Jenofonte. Son como pequeños capítulos, entre los que se intercala la imagen de la boca de la locutora que comenta lo que ha ocurrido y que les dice a los Warriors que no se hagan ilusiones por haber escapado, que van a pasarlo muy mal. El siguiente encontronazo se produce con la policía en el andén del metro (en la peli les llaman "cerdos" continuamente), y nuestros protagonistas se tienen que separar. Un Warrior muere porque se enzarza por el suelo con un policía y acaba cayendo a la vía cuando pasa un tren. Creo que el diálogo que mantiene con el policía es digno de reseña:
POLICÍA: ¡Te mataré!, ¡Acabaré contigo!!, ¡Sois la escoria de la ciudad!! (Vaya, vaya con el policía)
WARRIOR: ¡Maldito seas, cerdo!!, ¡¡Rata asquerosa!!
Los policías no emplean armas de fuego, ni una, sólo porras. A mi me recordó un poco a las películas mudas de los años veinte. Y no paran de correr durante toda la peli. Además, por cierto, corren en fila india. Tras el encontronazo con la madera se enfrentan a "Las Furias del Baseball", un grupo de mimos vestidos con uniformes de baseball del año de la tana y las caras pintadas de colores. Y venga a correr, huyendo siempre "¡tenemos que llegar a casa!" dice Swan, el jefe, "es lo primero". La verdad es que, además de la Anábasis, también recuerda un poco a la Odisea, con el Swan como un nuevo Ulises queriendo volver al hogar y perdiendo compañeros como moscas. En un momento dado, mientras están huyendo de los mimos (como digo, y esto no es broma, yo creo que un tercio de la peli se la pasan corriendo, en fila india, con música setentera pseudotecno sonando), se paran y dicen que ya están hartos de huir y les plantan cara a los mimos, y les dan una buena ensalada de hostias, que nada tiene que envidiar a Bud Spencer. Poco después pasa una cosa que a mí me hizo mucha gracia: Ayax, el chulo de la panda (otra referencia homérica, aunque en ésta caso a la Iliada), al pasar los warriors por un parque, ven a una tía sentada en un banco. Ayax dice que por qué no paran un rato a divertirse con ella (toma ya); uno le contesta que ya hay chicas guapas en su barrio, que ya disfrutarán de ellas allí. Ayax dice que se queda a pasar un buen rato, que ya les alcanzará. Los Warriors se marchan y él sienta en el banco con la chica. Ella elogia su musculatura, y él empieza a meterla mano y a sobarle las tetas a lo bestia. La va a violar. Ella, de pronto, saca unas esposas y le engancha de un brazo contra el banco; "no volverás a molestar a ninguna otra chica", le dice, y saca un silbato para llamar a la policía (que aparece en un coche patrulla a los tres segundos). Ayax ha caído en las garras de la policía y desaparece del argumento. "¡Pero cómo me haces esto, tía!!" le decía Ayax a la chica. Entonces los Warriors que quedan tienen otro encontronazo con la policía (que les persiguen agitando sus temibles porras) y el grupo tiene que dividirse una vez más. Por un lado se quedan Swan y la piba, Mercy, que huyen por el túnel del metro y allí tienen un momento íntimo (pero no mucho). Los diálogos son geniales durante toda la película, aquí pongo un pequeño ejemplo:
MERCY: ¿Por qué no paramos un poco?, tengo las piernas cascadas de tanto andar.
SWAN:(seco, duro y bizarro como un apache) Sigue caminando.
MERCY: ¿Por qué tanta prisa?, ¿Quieres batir un record mundial?
O también:
MERCY: ¡Por favor, tómame!! (Todo esto en el túnel del metro).
SWAN: ¡Sólo eres una parte de lo que nos está pasando esta noche, ytodo es malo!!, ¡¿Por qué no vuelves a tu barrio y nos dejas en paz?!!

Swan y Mercy

El resto de los que se habían dividido en la huída se encuentra con una banda de chicas, "Las Ansiosas", que les seducen para matarles (a mi me recuerda a las sirenas de la Odisea, igual me estoy pasando). Pero escapan a tiempo de ellas. Aquí ya aparece por fin una navaja y una pistola, porque hasta el momento las bandas que aparecen sólo emplean bates de baseball y palos (salvo la pistola que usa el Malo para matar a Cyrus). Son bandas neoyorquinas y en ningún momento aparecen uzis, metralletas o escopetas, cosa queme llamó la atención. Después los Warriors logran reunirse y se enfrentan a una banda de patinadores, con camisetas a rayas y pantalones vaqueros de tirantes. Los warriors les meten una buena paliza en un retrete de caballeros (es curioso porque a la guarrilla de Mercy le daba palo meterse dentro ("yo no puedo entrar ahí" decía). Después logran llegar en metro a su barrio, cuando ya amanece. Se ponen muy contentos cuando ven el mar; Jenofonte contaba en su libro que los griegos, que hacía tiempo que estaban tierra adentro, se pusieron como niños al ver el mar y corrieron a zambullirse. Pero los Warriors no pueden ponerse a nadar porque allí les espera la banda de los Malos (que han ido en coche y han tardado poquito). Los Warriors huyen de ellos hasta llegar a la playa, y allí les plantan cara.
AVISO IMPORTANTE: SI NO HAS VISTO LA PELI, NO LEAS MÁS PORQUE VOY ACOMENTAR EL FINAL Y TE LO VAS A JODER.
Combate final en la playa. La de videojuegos de arcade de bandas callejeras que se habrán basado en esta película. Cuando Swan pregunta al malo el por qué de que haya matado a Cyrus (mi gran duda durante toda la peli), éste dice que porque sí, porque le gusta hacer esas cosas. Joder. Valiente hijoputa. El Malo saca su pistola para matarles pero Swan, con unos reflejos de gacela, saca su navaja y se la lanza al Malo, clavándosela en el brazo. Es tan rápido que nos lo ponen a cámara lenta para que lo podamos ver. El Malo chilla como un cerdo, creo que de hecho chilla demasiado. Y antes de que pase nada más aparece la gran banda de los negros, que son muchísimos y están armados con palos de hockey(!), porque han descubierto que los Warriors eran inocentes y que la banda de los malos era la autora de la muerte de Cyrus.
JEFE NEGRO: Los warriors son buenos, muy buenos.
SWAN: Los mejores.
La banda de los negros deja ir a los Warriors y se supone que matan a los Malos (pero esto no lo vemos). Acto seguido aparece por última vez la locutora, que les pide perdón en nombre de todas las bandas y les dedica una canción. La peli acaba con los Warriors caminando por la playa.
Hay algunos detalles más que no quiero dejarme en el tintero:
1)Es la peli, de todas las que he visto, en la que más veces se pronuncia la palabra "marica": 36 veces.
2)También me llamó la atención el hecho de que las bandas, al principio de la peli, pagan al entrar en el metro, metiendo dinero en los torniquetes, ¿pero por qué pagan?, ¿no son rebeldes indomables?
3) Me alucinó el sexto sentido apache que tiene Swan, el protagonista: mira en una dirección segundos antes de que los malos de turno doblen la esquina y aparezcan en pantalla.
4) En ningún momento de la película aparece gente drogándose ni mencionan la palabra droga, pero los pitillos los fuman como si fueran porros . Y sólo fuman "Las Ansiosas", por cierto.
5) Por otro lado, ellos saben que podrían viajar sin peligro de que les maten con sólo quitarse la chupa (en la que pone en la espalda "WARRIORS"), y así pasarían desapercibidos, pero no lo hacen, porque prefieren morir antes que convertirse en "civiles". Y lo que más me gustó de la peli, sin duda, son los peinados afro que se gastan (es de 1979, y se nota).
Nada más por hoy. Vigilad los cielos.

jueves, septiembre 15, 2005

Masters del Universo

He leído por ahí que van a hacer un remake de una peli que para mi fue muy especial y, por tanto, hoy vengo a hablaros de ella para que, cuando la estrenen, podáis comentarla con amigos a la salida del cine e ir por la vida con la cabeza bien alta. Es una película de Goddard, de Gary Goddard: MASTERS DEL UNIVERSO; la estrenaron cuando yo tenía 10 años, en el 87, y fue una película que me impactó bastante por múltiples motivos: el primero era que estaba basada en unos juguetes, que se llamaban los MASTERS DEL UNIVERSO o simplemente LOS MASTER. Puede que algunos/as los recordéis. Yo jugaba con esos muñecos, aunque sólo tenía dos o tres (mi madre prefería que jugara con el puto lego, que incitaba la inteligencia, y aquí me tiene hoy día, hecho un mierda). Bueno, pues la película, que no la vi en cine pero la vi en beta, como dios manda, me flipó, como flipó a toda una generación. Hay quien dirá que es mala, pero para 1987 y teniendo en cuenta que estaba dirigida a un público principalmente infantil, está bastante pasable. Yo creo que fue con la primera película que descubrí que no era homosexual porque, aun teniendo durante todo el metraje ante mis ojos los turgentes pezones de Dolph Lundgren (el que interpretaba a Jimán), recuerdo que me parecía más atractiva Chelsea Field, la que interpretaba a Teela, con ese traje grisáceo ligeramente ajustado y ese cordel que le pasaba entre las nalgas.

Bueno, a lo que íbamos. Por si queda por ahí alguien que no sepa de qué coño estoy hablando (increíble pero cierto, hay por el ciberespacio gente que en esa época no había nacido), haré un brevísimo resumen, de la mitología del mundo de Eternia:

En los ochenta, los Masters del Universo fueron unos juguetes de la casa Mattel. Al tiempo que salieron a la venta estas figuras, apareció una serie de dibujos animados llamada "He-Man y los Masters del Universo" fundada por la compañía Filmation. En el año 1987 se realizo la película titulada "Masters del Universo", que es la joya de la que voy a hablar. No se supo nada más de esta serie hasta el año 2002 que volvió a salir a la luz. Fue del mismo modo que en los ochenta: dibujos animados que hacían publicidad de los juguetes. He visto imágenes de esta nueva serie por internet y casi parece manga, como todo lo que hacen los yanquis desde los noventa (hay quien diría que a partir de Gargolines, pero yo me remontaría incluso a los Osos Gummy, aunque me tachen de purista; que ya olía a manga).

Los Masters viven el lejano reino de Eternia, y en un principio están formados por: He-Man, (léase Jiman) Teela (la chica), Hechicera, Man-at-Arms (el Guerrero, el padre de Teela), Orko (el que da el toque de humor, y el peor juguete de todos), RaN-Man, Battle-Cat ( el gato Gringer con traje de luces), etc., aunque a medida que avance la serie se incorporarán mas miembros. Sus enemigos son "El Consejo del Mal",cuyo líder es Skeletor y sus principales compañeros son Evil Lynn, Buzz Off, Beast Man, Phantor,Trap Jaw, Trip-Klows y Merman (y bla, bla, blá) aunque al igual que el grupo de los Masters, a medida que avanza la serie el consejo del mal ampliará su grupo, siempre para vender juguetes nuevos.

He-Man, en realidad, es el alter-ego del Príncipe Adam de Eternia, y vive en el Castillo de Grayskull (léase Greiscul). ¿Cómo llegó a serlo? Un día, la "Hechicera" vio que tanto Grayskull como Eternia sufrían peligro y telepáticamente se comunico con Man at Arms para que llevara al Príncipe Adam al Castillo de Grayskull donde le explicara que será un gran guerrero llamado He-Man. Al llegar allí fue recibido por La Hechicera y tras unos largos pasadizos y trampas llegó a una sala subterránea donde le entregó la espada del Poder. Este acto no solo fue presenciado por La Hechicera ya que Gringer y Orko estaban escondidos detrás de unas rocas de la sala, El príncipe cogió la espada, la alzó sobre su cabeza y gritó...

¡¡¡¡POR EL PODER DE GRAYSKULL!!!

¡¡¡¡¡YO TENGO EL PODER!!!!


En ese momento se transformó en He-Man, defensor de Greyskull y esperanza para Eternia y el mundo libre. La Hechicera encontró a Gringer y a Orko espiando y les pidió que guardaran en secreto lo que había sucedido. He-Man necesitaría a un compañero fiel y podía elegir entre Orko y Gringer. Como Orko era medio gilipollas, finalmente escogió a Gringer y lo transformó en Battle Cat.

Por tanto, He-Man y Battle-Cat junto a los Masters recibieron la misión de defender a Eternia y al Castillo de Grayskull de los malmaleficos planes de Skeletor. El príncipe Adam, que es un poco alfeñique, está enamorado de Teela, pero ésta pasa de él, porque esta loquita por He-man, el alter ego de Adam. ¿Os suena? Sólo le falta a Adam ponerse unas gafas de carey. Es siempre la misma historia, pero sigue funcionando.

Bien. La película comienza con las tropas de Skeletor tomando el Castillo de Grayskull. Vemos directamente al príncipe Adam convertido en He-man. Dolph Lundgren (He-man) se pasa toda la película medio desnudo, marcando sus pezones empitonados, como ya he comentado.
El Hombre

Lleva botas altas, boxers ajustados, correajes que se le cruzan sobre el pecho y una capa. La verdad es que la estética coincide plenamente con el rollo sado-leather homosexual. Si ésta no fuera una película para niños, serían muchas las razones para considerarlo. Pero no adelantemos acontecimientos. Teela es la chica de la peli, la clásica amazona que tiene que salvar de vez en cuando a los hombres para demostrar al público que una mujer puede matar tan bien como un hombre.
Guerrero y Teela

Guerrero, como hemos dicho, es el padre de Teela (en realidad es su padrastro, y ella es en realidad hija de la Hechicera, pero eso no sale en la peli), y tiene el rol del típico militar de la vieja escuela, curtido en mil batallas, no muy listo pero perfecto compañero de armas en los momentos difíciles: "Durante el sitio de Krein estuve treinta días sin probar bocado, bla, bla, blá". Combatiendo contra los centuriones de Skéletor (que, por cierto, son como los técnicos imperiales que trabajaban en el búnker de la Luna de Endor), He-man, el Guerrero y Teela encuentran a Gwildor, un pequeño teleuriano (un engendro, vamos) parecido a los elfos de La Historia Interminable III, que les cuenta que ha fabricado una llave cósmica, que mediante ondas gravitónicas, abre puertas espacio-temporales. Será quien se reparta con el Guerrero los toques de humor de la peli y, por cierto, será cosa del doblaje de aquí, pero unas veces le llaman teleuriano y otras teneuriano. No sé, no sé.

Skéletor le robó a Gwildor la llave y es la que ha empleado para colarse por sorpresa en el Castillo de Grayskull, y tomarlo, como ya hemos dicho. Ahora Skeletor quiere matar a Gwildor para que no fabrique más llaves cósmicas y así conservar su monopolio (aun no sabe que tiene otra). He-man y sus ahora tres compañeros se cuelan en la sala del trono del Castillo. Allí el pérfido Skeletor tiene secuestrado a la Hechicera en un campo de fuerza o en un foco puesto a ras de suelo. La Hechicera es una vieja vestida de blanco con trozos de cristal en la cabeza (así comentado suena horrible, pero en realidad está muy digna). Skéletor le está absorbiendo lentamente su energía mágica, y cuando llegue la luna a su cenit, se convertirá en un ser ultrapoderoso, en un MASTER DEL UNIVERSO. Por cierto, el actor que está bajo la máscara de Skéletor es Frank Lagella, que de nombre no suena de nada, pero si consultáis la foto del archivo, ya veréis como os suena; ha salido de secundario en cien mil películas.

El que hace de Skéletor

Se le nota que es un actor del método. Bueno, He-man y su gente intentan luchar contra las hordas de Skéletor, pero la Hechicera le pide que huya y se mantenga con vida, por lo que Gwildor abre una puerta espacio-temporal con su llave y se escapan.

Hasta yo, que era un niño, sabían donde irían a parar. Ya lo había visto en El señor de las bestias II, en Howard un nuevo héroe y en Ulises en Nueva York (mítica obra de culto del gobernador de California). Llegan a los Estados Unidos de los ochenta, en concreto al clásico pueblecito del medio oeste donde viven July (Courteney Cox) y su novio. A Courteney Cox la llamaré Mónica porque ya no la puedo imaginar con otro nombre. Pues bien: los padres de Mónica fallecieron en un accidente de avión cuando se marchaban de fin de semana a Catalina, y ella considera que tiene la culpa porque, para poder liarse con Steve, su novio, les dijo que se quedaría estudiando y ellos, que tenían otros planes, al final optaron por lo de Catalina. El novio no se llama Steve, pero lo mismo da. El actor no es conocido, a duras penas salió de los ochenta. Creo que le he visto por Star Trek, pero por ahí ha pasado hasta Kirstie Alley.

He-man y sus amigos aparecen en un bosque, y descubren que se les ha caído la llave. Deciden separarse para encontrarla. Antes de eso tienen un encontronazo con una vaca, y Gwildor, que intenta comunicarse con ella, da rienda suelta su lado más cómico para risas y disfrute de los más pequeños. Después los héroes se reencuentran (menos He-man) cerca de un Kentucky Fried Chiken o similar, y allí se apoderan de un cubo de pollo: "¡qué extraño!, ¿por qué pondrán estos palitos blancos dentro de la carne?"

Mientras, Mónica y Steve van al cementerio para que ella se despida de sus padres antes de marcharse (cogerá el autobús para Nueva Jersey por la noche, un clásico), y allí descubren la llave y, evidentemente, suponen que es un sintetizador japonés. Lo consiguen encender (se abre y suelta lucecitas) y Skeletor y sus secuaces perciben desde Eternia la señal y mandan a un grupo de mercenarios para recuperarla. Después van al local de ensayo de Steve, porque es intérprete de sintetizador; luego Steve deja un momento a Mónica sola para enseñarle la llave a un amigo que tiene una tienda de instrumentos musicales, para ver si sabe lo que es.

Heman os dará vuestro merecido

Entonces aparecen por una puerta espacio-temporal los mercenarios de Skéletor: el hombre-lagarto (la fiebre de V aún se notaba en el aire), con cola y todo, aunque para ahorrarnos maquillaje llevaba todo el rato una máscara; la Bestia, con mucho pelo; una especie de murciélago con un garfio y Blade, un guerrero tuerto. Éste último tuvo su propio juguete, junto con Gwildor, a raíz de la peli.

Cuando parece que Mónica ya no puede gritar más pidiendo auxilio, aparece He-man y les pone de hostias hasta arriba, y luego llegan los demás. Y pasa de todo, y corren muchas aventuras para salvar a Eternia y a la Tierra. Ya me he cansado de escribir, y tampoco quiero contar la peli entera porque si no, os la jodo. Además, como bien sabéis, el cine yanqui de los ochenta se destaca porque los jóvenes yuppies pasaron a dirigir los productoras, y no querían guiones que ocuparan más de un postit. Por lo que el final y la película entera podéis reconstruirla solos con vuestra mente.

¿Consiguen los malos vencer a los buenos? en el cine no, por supuesto; ¿cómo consigue Skéletor que He-man se rinda y vuelva al Castillo de Grayskull convertido en su esclavo? amenazando con matar a sus amigos, como siempre. ¡Oh, no!, ¡Nunca podremos lograrlo! (claro que si, de la forma más tonta, además). Y, como habréis sospechado, gracias a la llave que abre puerta espacio-temporales, Mónica podrá volver al pasado y evitar que mueran sus padres. Que gran peli.

Hay varios aspectos que querría comentar antes de que me haga efecto el sedante:

1) Courteney Cox esta superpubertosa, casi no se la reconoce.

2) Luke Skywalker no es el único que sabe reflejar rayos láser con su espada (aunque en éste caso, la de He-Man es de metal).

3) El hiperavanzado sistema de medidas de Eternia: "Quedan ocho coma cuatro cromones, ajustemos nuestro localizadores personales", "Están a cuarenta metrones de aquí, ya les tenemos"

4) Las ganas enormes de follar que tiene Steve, el novio, cuando dice: "¿por qué no coges otro vuelo y esta noche...?" (ñaka-ñaka)

5) Toda la peli tiene toques de La Guerra de las Galaxias pero, sin embargo, la banda sonora está prácticamente plagiada de Supermán. Curioso.

6) El policía duro y gruñón de la peli, que al principio no cree los cuentos de hadas de Mónica y Steve es JAMES TOLKAN, el director del instituto de Regreso al Futuro. Hace el mismo papel: viejo policía/director de ideas conservadoras que no se fía de los jóvenes gamberros. ¡¡Por favor que le pongan su nombre a una calle en Majadahonda!!: "no me digas que es ruso" (refiriéndose a la llave), "Estuve en Corea y jamás vi nada semejante"

El bueno de Tolkan

7) El collar de Altruman, que te lo ponen y dices la verdad, otra prueba más de que Evil Lynn (Meg Foster) es una auténtica dominatriz y de que el componente sadomasoquista está muy elevado en esta peli.

8) Las clásicas y enternecedoras explosiones ralentizadas, con sus chispas de colores; cuando las veas, ya sabes que estás en una peli de los ochenta.

9) Las frases de Gwildor: "El universo es música", "daría toda la charconita de mi vida por pasar unos miunitos con un maestro de melodías" (lo de miunitos no es una errata, lo dicen así en la peli) "¿alguien tiene un rectificador de octodos? ¿y un seractivo cósmico?"

10) Lo del rollo leather sadomaso homosexual de la peli no lo digo porque si, hay elementos que apoyan mi hipótesis: Cuando He-man está preso, le tienen en medio del salón del trono, sucio, sudado y vestido sólo con sus bóxer ajustados; está encadenado, pero no se doblega; Skéletor le conmina a que someta: "arrodíllate ante tu MASTER!!" (¡jamás!); le azotan con un LÁTIGO LÁSER, pero él aguanta. Evil lynn disfruta visiblemente con eso, y palpita de placer con cada latigazo (para ser una peli para niños, creo que se les fue un poco la mano).

11) El momento culminante, cuando He-man recupera la espada de Grayskull: YOOOO TENGO EL PODEEER!!!!!, siendo niño que había jugado con esos juguetes, no se le podía pedir más a una película.

12) Y, al final, cuando Skéletor muere (?) al caer en el mismo pozo por el que cayó el Emperador Palpatine en El Retorno del Jedi, surge una pregunta: ¿Cómo es que a los que hicieron la peli no se les cayó también la cara de la vergüenza?

Bueno, eso es todo. Es mucha peli para comentarla en un sólo mensaje. Hoy día se ha convertido en un objeto de culto. La verdad es que no me extraña.
Buen Destino.

PD: Ahora que me acuerdo, el novio se llamaba Kevin.

miércoles, septiembre 14, 2005

La mierda del doblaje de Kungfu-sion

Vi KungFu Hustle en cuanto apareció por la mula, en versión original subtitulada. Me pareció una puta obra maestra. Acabo de ver Kung-fu-sion, la versión doblada aquí, en España. Había oído lo del doblaje y quería comprobarlo. Es algo tan vergonzoso que me entraban ganas coger un destornillador y arrancarme los tímpanos, tirarlos al suelo y prenderles fuego. No he visto nada tan vergonzoso en mucho tiempo (dentro la pantalla, quiero decir). Que humor tan agudo ha tenido el puto director de doblaje: para que la película sea aun más divertida, vamos a ponerles a estos chinitos acento de catalán, gallego, madriles cheli, gaditano (pisha), argentino, mejicano, francés o italiano mafioso. Y, por supuesto, más molesto cuando son dobladores imitando acentos regionales (según avanza la película, parece que se olvidan del acento, se les va y les vuelve). Dicen por la red que lo han hecho porque en la versión original jugaban con los distintos dialectos y acentos de China. Yo creo que lo más desagradable, a mi parecer, es oír a un doblador poniendo la voz a un actor chino imitando el acento de chinito que ponen los cómicos de la España profunda cuando imitan a chinitos (no complendo). Menudos cachondos. Encima no la estrenan en versión original EN NINGÚN CINE DE ESPAÑA. Es que no creo que sean conscientes de la cagada que han hecho, ya hablando a nivel comercial.



Se ha puesto la moda de adaptar los diálogos. Ya desde Las aventuras de Ford Fairlane, que no gusto en ningún sitio salvo España, porque a la gente aquí le hace mucha gracia Pablo Carbonell, pasando por Austin Powers, o Sabrina una bruja adolescente. Te dicen: es que las bromas de allí no se entenderían aquí. Y un huevo. Pues hay una serie que respetan, y es la que mas se ve, Los Simpson. De hecho, antena tres sigue existiendo gracias a ellos. Yo, en mi opinión, creo que oír a Bart decir cosas sobre zapatero, aznar o boris izaguirre me cortaría el rollo. Pero quien sabe. Van a hacer el largometraje de los Simpson; a ver si hay suerte y a Homer lo dobla Antonio Resines y a Lisa la mocosa esa que canta en Mis queridos vecinos o como pollas se llame. Volviendo a la mierda del doblaje de Kung-fu-sion, es que ya no solo los pseudo-acentos, es que, a costa de reírse de los estereotipos de chinito, han cambiado diálogos enteros: "le entregue mis ahorros para la diplomatula de venta de ploductos de todo a cien"; "a quien come cebolla se le engolda la..."(polla, mujer, di POLLA, que después de lo que habéis hecho, que mas da); "hijos de Chao-Chochin" (en vez de hijos de puta); cuando uno de los buenos muere, en una escena que tiene cierto dramatismo (por lo menos según la estética del cine chino de artes marciales) aquí lo convierten en una payasada: "Un glan podel conlleva una glan lesponsabilidad...sayonala, baby, volvelé" (así, del tirón, parafraseando al tío Ben, al governator y a mc arthur en una sola línea). Me da tanto asco que llevo dos días sin cagar bien. Por supuesto que la película me la he bajado de internet, y una mierda bien gorda voy a pagar dinero a esos payasos de feria. Y además, que coño, le voy a mandar un email a la embajada de China, para que tome cartas en el asunto. ¿No se quejó Rumania cuando lo de la canción de DJ Sito Putos Rumanos, porque era ofensiva y racista? A tomar por el culo miles de negocios de España en China. Pero así aprenderán.


Ala, ya he soltado toda mi mierda. Hasta mañana, corazones.

martes, septiembre 13, 2005

Primer mensaje al mundo exterior

Mi primer mensaje será, ante todo, para desear la paz a todos los hombres y mujeres de buena voluntad.